Sin nada hemos venido y solo amor nos llevaremos.

» Mide tus palabras, hieren profundo. Regula tus emociones, tus hijos te están mirando. Sana tu herida materna, corta el ciclo. Háblales de tus cicatrices, enseñan más que ordenes e imposiciones. Pide perdón cuando sea necesario, les enseñarás más que obligándolos a pedir perdón a otros. Valora a tu familia, sin nada hemos venido y …

Sin nada hemos venido y solo amor nos llevaremos. Leer más »